Estoy segura de que cuando sale un nuevo anuncio de compresas, basta ver cinco segundos para saber que es un anuncio de compresas. No sé porqué se empeñan en dar una imagen tan… no sé ni cómo llamarlo… pero estoy segura de que me entiendes.

Cuando ves un anuncio de compresas e intentas imitarlo siempre empleas el mismo tonillo de voz, ese tono de voz que pones cuando estás haciendo el tonto.
Además, utilizan imágenes, bailes, músicas de lo más cursi del mercado, ¿es que sólo las niñas cursis tienen la regla? Porque que yo sepa aquí no se libra ni una.

Pero lo más curioso es que luego, la música y los guiños de estos anuncios son los más pegadizos y los que más perduran. ¿O a caso no sabes poner la melodía si te digo “simsum, simsum, simsum simsum sum, uuuuui”? ;)